Nuestra Historia

 

El 17 de diciembre de 1923 se reúnen los líderes huelguistas Pelayo Román Benítez, Félix Ochoteco, Isaías M. Crespo, Wilson P. Colberg, Alfonso Paniagua y Mario Polanco, debajo de un árbol de goma dentro de los predios de la Universidad de Puerto Rico y fundan la Fraternidad Phi Eta Mu, con el propósito de otorgarse protección y fidelidad mutua ante la represión de las autoridades universitarias. Lograron pues, establecer en el seno de esa institución universitaria una de las organizaciones mas serias y más solidamente cimentadas. En bello ritual secreto, una sabia constitución, un reglamento amplio y una depurada amalgama de tradiciones han puesto a la Honorable Fraternidad Phi Eta Mu en un sitial de excelencia entre las organizaciones estudiantiles puertorriqueñas. La sabia selección de miembros, así como la aplicación de una fuerte reglamentación interna y externa han hecho de la fraternidad una sólida agrupación de mente y espíritu que en todo momento han sabido poner muy en alto el nombre de la Honorable Fraternidad Phi Eta Mu e indirectamente el de las distintas universidades de Puerto Rico.

Indudablemente la Honorable Fraternidad Phi Eta Mu estableció las bases del movimiento fraternitario en Puerto Rico. Es nuestra organización la mas antigua fraternidad de Puerto Rico. Es además la mas antigua organización estudiantil de la Universidad de Puerto Rico y del Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez.

La Honorable Fraternidad Phi Eta Mu quedo instalada el 17 de diciembre de 1923, con los jóvenes abajo mencionados como sus miembros y figurando en los archivos de la fraternidad y de la Universidad de Puerto Rico como miembros fundadores:

 

Wilson P. Colberg

Isaías M. Crespo

Félix Ochoteco, Jr.

Alfonso Paniagua

Mario Polanco

Pelayo Román Benítez

 

El fenecido Dr. José Menéndez fue presentado en la reunión del 17 de diciembre de 1923 y se convirtió en el primer neófito de la Honorable Fraternidad Phi Eta Mu, pasando a formar parte de su primera directiva.

Con el pasar de los años, esta organización ha crecido, tanto en membresía como en visión. Se han fundado capítulos en todos los centros universitarios de Puerto Rico, además de existir varios capítulos exalumnos dentro de la Isla y fuera de esta. A su honra, la Fraternidad Phi Eta Mu nunca se ha apartado de la razón de su fundación, el profundo compromiso de otorgar protección mutua a sus hermanos.

Música: La Borinqueña
Letra: Fraterno Álvaro R. Calderón, Hijo
Voz: Fraterno Alfredo Disdier Pagán

Fraternidad PHI ETA
Hermanos en la unión
eres por tu nobleza
sublime inspiración.
Tu color oro y negro
nos sirve de Blasón
que llevamos grabado
dentro del corazón
Cuando los años pasen por mí
y ya mi vida llegue a su fin
y ya mi vida llegue a su fin.
Exclamaré orgulloso y a plenitud
que no hay otra en el mundo como la
PHI ETA MU
Fraternidad PHI ETA MU
Fraternidad PHI ETA MU.